Page header image

Asma

Información de internación e instrucciones de dada de alta

¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad crónica (continua) de los pulmones en que la que se hincha o inflama el revestimiento de las vías respiratorias de los pulmones. Las vías respiratorias son también particularmente sensibles a ciertas sustancias irritantes, o "desencadenantes". El desencadenante puede ser una sustancia irritante, como el virus que causa el resfrío, el humo del tabaco o aire frío. También puede desencadenar el asma una sustancia a la que su hijo es alérgico, como el polen, la caspa de los animales o el polvo del hogar. Cuando las vías respiratorias reaccionan contra el desencadenante, los músculos que las rodean se tensan y el revestimiento de las vías respiratorias se inflama, produciendo una mucosa gruesa. Esto hace que las vías respiratorias se estrechen y dificulten la respiración. Esta dificultad para respirar se llama un ataque de asma. Un ataque de asma puede ser leve, moderado o severo. Cuando su hijo está sufriendo un ataque, los síntomas se pueden controlar con medicamentos.

El asma no desaparece cuando su hijo no tiene síntomas. Su hijo tiene que tener un plan de tratamiento y ser controlado de cerca por un profesional médico.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de asma pueden aparecer y desaparecer, y son los siguientes:

  • sibilancias (expirar el aire con un silbido o sonido musical agudo)
  • tos
  • opresión en el pecho
  • problemas para respirar
  • problemas para respirar o toser durante o después de hacer ejercicios.

¿Por qué lo internaron a mi hijo en el hospital?

Complicación principal:___________________________________________

___ Necesita medicamentos frecuentemente, o continuamente, para facilitar la respiración.

___ Necesita oxígeno u otro medicamento.

___ Necesita fluidos intravenosos.

___ Otra razón: ____________________________________________

¿Cuánto tiempo dura?

El asma puede ser una enfermedad prolongada, pero más de la mitad de las personas jóvenes que tienen asma experimentan una reducción significativa de sus síntomas durante la adolescencia. Los ataques de asma pueden dar miedo, pero son tratables. Cuando se toman los medicamentos de la manera recetada, los síntomas desaparecen por completo.

¿Qué tiene que pasar para que le den de alta?

  • _______________________________________________________
  • _______________________________________________________
  • _______________________________________________________

¿Qué tipos de medicamentos necesita mi hijo?

Medicamentos de acción rápida

Los medicamentos de acción rápida abren velozmente las vías respiratorias de su hijo y se usan cuando está sufriendo un ataque de asma. Estos medicamentos se llaman broncodilatadores.

Si su hijo está teniendo síntomas de asma, tiene que tomar este medicamento de acción rápida. Si no sabe si su hijo tiene o no sibilancias, empiece a darle el medicamento para el asma. Cuanto más tarde en darle el medicamento, más tardarán en irse las sibilancias. Una vez que comenzó el tratamiento, siga dándole al niño su medicamento de acción rápida en la dosis recetada por su profesional médico. (Es posible que su hijo tenga que tomar el medicamento de acción rápida por varios días.)

Medicamentos preventivos

Los medicamentos preventivos pueden ayudar a evitar que las vías respiratorias de los pulmones de su hijo se inflamen y se irriten, previniendo así los ataques de asma.

Los niños con los siguientes síntomas en general tienen que tomar medicamentos preventivos todos los días para poder participar en actividades normales:

  • 2 ó más ataques de sibilancia por semana
  • 3 ó más ataques de noche por mes
  • ataques de asma que duran varios días
  • 3 ó más visitas anuales por atención médica urgente a pesar de haber usado el inhalador correctamente
  • asma provocada por polen (es posible que se tengan que usar los medicamentos contra el asma durante toda la estación de polen).

¿Cómo puedo cuidar a mi niño?

  • Fiebre del heno. Para tratar los síntomas de la fiebre del heno se pueden dar antihistamínicos. Si no se controla adecuadamente la fiebre del heno, los ataques de asma pueden empeorar. Los estudios han demostrado que los antihistamínicos no empeoran el asma y pueden ayudar a controlarla.
  • Resfríos. La mayoría de los niños sufren de sibilancias del asma cuando tienen tos o se resfrían. Si éste fuera el caso de su hijo, comience a darle el medicamento de acción rápida a la primera señal de tos o sibilancias. El mejor"medicamento para la tos" para una persona con asma es el medicamento contra el asma, no un jarabe contra la tos. Cuando su hijo tiene tos o un resfrío, contrólelo de cerca o llame a su profesional médico para que lo asesore si no mejora después de tomar el medicamento contra el asma, o si sus síntomas empeoran.
  • Ejercicios. La mayoría de las personas con asma sufren de ataques de tos y sibilancias de 15 a 30 minutos de duración cuando hacen ejercicios vigorosos. Uno de los desencadenantes más importantes del asma es hacer ejercicios vigorosos prolongados, como carreras de fondo, sobre todo cuando el aire está frío. En la mayoría de los casos este problema no debería interferir con la práctica de la mayoría de los deportes ni servir de excusa para no participar de la clase de gimnasia, a menos que su hijo se esté recuperando de una enfermedad viral y necesite un par de días para recuperarse. Su hijo puede evitar en general los síntomas usando un medicamento de alivio rápido de 15 a 30 minutos antes de comenzar los ejercicios. Si su hijo sigue teniendo síntomas frecuentes cuando hace ejercicios, aunque esté usando un medicamento de alivio rápido, consulte sobre este tema con su profesional médico.
  • En la escuela. El asma no es contagiosa. Su hijo debería ir a la escuela aunque tenga síntomas de asma moderados, pero sería bueno que no participe en la clase de gimnasia ni haga actividades vigorosas durante esos días. Coordine con el personal de la escuela para que su hijo tenga siempre a mano medicamentos contra el asma, un medidor de flujo máximo y un Plan de acción contra el asma en la escuela. El Plan de acción contra el asma describe lo que hay que hacer si su hijo tiene síntomas de asma mientras está en la escuela, y se elabora en conjunto con su profesional médico. Si su hijo no puede asistir a la escuela porque tiene asma, llévelo a ver al profesional médico el mismo día para que lo asesore sobre tratamientos adicionales.
  • Errores comunes. El error más común que se comete es demorar el uso de los medicamentos recetados contra el asma, o no volver a surtirlos cuando se acaban. Los inhaladores y medicamentos de venta libre no sirven.

Otro error serio es continuar exponiendo a su hijo a una causa evitable de asma. Por ejemplo, no tenga un gato en su casa si su hijo es alérgico a los gatos. Además, no deje que nadie fume en su casa. El humo del tabaco puede permanecer suspendido en el aire por más de una semana. Cuando su hijo esté sufriendo un ataque de asma, no entre en pánico. El miedo puede dificultar la respiración aún más, así que trate de conservar la calma y reasegurar a su hijo. Finalmente, no deje que el asma limite las actividades, la práctica de deportes o la vida social de su hijo. Si los síntomas de asma de su hijo empeoran o afectan su estilo de vida, haga una cita con su profesional médico para hablar sobre sus preocupaciones. Es posible que tenga que modificar o aumentar la dosis de los medicamentos para controlar mejor el asma de su hijo.

Otros medicamentos

Para dolor o si tiene fiebre mayor que 102°F (39°C) déle ______________________________

_______________________________________________________________

_______________________________________________________________

Instrucciones adicionales

_________________________________________________________________

_________________________________________________________________

_________________________________________________________________

¿Cómo se pueden prevenir los ataques de asma?

  • Trate de descubrir y evitar las sustancias que provocan los ataques de asma de su hijo. Un factor común que causa síntomas de asma es el tabaco de segunda mano. Si alguien fuma en su casa, su hijo puede tener más ataques de asma, necesitar más medicamentos o tener que hacer más visitas a la sala de emergencia.
  • Trate de que los animales domésticos estén afuera, o por lo menos fuera de la habitación de su hijo.
  • Aprenda a quitar el polvo de la habitación de su hijo. Cambie los filtros en el sistema de calefacción por aire forzado o aire acondicionado cada dos semanas, o por lo menos una vez por mes.
  • Si su hijo es alérgico al moho o a los acáridos de las alfombras, trate de mantener el nivel de humedad en su casa por debajo del 50%. Considere el uso de un deshumidificador.
  • Si su hijo tiene sibilancias después de entrar en contacto con el césped, hierbas malas o animales, puede haber polen o caspa de animales en el pelo o la vestimenta de su hijo. Hágale tomar un baño, lávele el pelo o cámbiele la ropa.

¿Cuándo debe mi hijo volver a ver al profesional médico?

___ Su hijo tiene que volver a ser examinado y tiene una cita el _____________ a las _______ con _________________________.

___ Su hijo tiene que volver a ser examinado en ________ días. Llame al médico de su hijo para hacer una cita.

___ No hace falta hacer otra cita para revisar a su hijo. Llame al médico si tiene preguntas.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame INMEDIATAMENTE si su hijo:

  • tiene sibilancias severas
  • tiene problemas para respirar
  • tiene sibilancias que no mejoran después de darle la segunda dosis de medicamento contra el asma
  • necesita usar el inhalador con más frecuencia que cada 4 horas
  • el flujo máximo es menor que el 50% del mejor flujo máximo obtenido.

Llame dentro de las 24 horas si:

  • Las sibilancias no desaparecieron por completo en 5 días.
  • Tiene alguna otra pregunta o preocupación.
Escrito por el Dr. B. D. Schmitt y el Dr. Robert Brayden.
Published by McKesson Provider Technologies.
Last modified: 2006-10-31
Last reviewed: 2006-02-06
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright © 2006 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All Rights Reserved.
Page footer image