Page header image

La pubertad en las niñas

(Puberty for Girls)

La pubertad se produce cuando el cuerpo de una niña se va convirtiendo en cuerpo de mujer. Estos cambios físicos son necesarios para que una niña pueda reproducirse (tener hijos) más adelante. Cuando una joven se va transformando en adulta, también hay un componente emocional.

¿Cómo comienza la pubertad?

Las hormonas producen cambios en tu cuerpo. Las hormonas producidas por tu cerebro hacen que tus ovarios (los órganos que producen los huevos) generen estrógeno. El estrógeno es la hormona principal que inicia los cambios en el cuerpo de una niña.

¿Cuándo comienza la pubertad?

La pubertad puede comenzar tan temprano como a los 7 u 8 años, o tan tarde como a los 14 años.

¿Cómo sé si ha comenzado la pubertad?

Lo primero que notarás es que comienzan a crecerte los senos. Al principio, empezará a crecerte la glándula que está justo debajo de los pezones. Esto se llama florecimiento de los senos. Este cambio indica que el estrógeno ha comenzado a funcionar y que el proceso de pubertad se ha iniciado. Pueden pasar 4 ó 5 años hasta que tus senos se desarrollen por completo. Una vez que tus senos comiencen a crecer, puedes empezar a usar un sostén.

¿Qué pasa con el resto del cuerpo?

Poco después de que comiencen a desarrollarse los senos, te comenzará a crecer vello en la zona púbica. El vello púbico crece formando un triángulo. También comenzará a crecerte el pelo en las piernas y debajo de las axilas.

La forma del cuerpo de una niña también irá cambiando. Se te ensancharán las caderas y la grasa se desplazará hacia otros lugares del cuerpo. Estos cambios preparan a la mujer para poder parir y brindar soporte al bebé después de nacer. A veces les cuesta a las niñas aceptar los cambios que se producen en su cuerpo. Eso es normal, pero debes aceptar que estos cambios son importantes para tu salud y forman parte del proceso de crecimiento.

También se producen muchos cambios dentro de tu cuerpo. Las células que revisten la vagina empiezan a cambiar y rápidamente reemplazan a las células viejas. Esto crea una pequeña descarga blanca de la vagina. Esto es normal. La vagina también se hace más grande. Toma el tiempo para mirarte los genitales y notarás los cambios (es posible que tengas que usar un espejo para ver bien). El útero también se hace más grande (éste es el órgano del cuerpo donde crecen los bebés). Dentro del útero se empiezan a desarrollar vasos sanguíneos y tejidos que a la larga producirán tu primera regla y el comienzo del ciclo menstrual.

¿Qué es el ciclo menstrual?

Las niñas nacen con todos sus óvulos (alrededor de 2000) almacenados en los ovarios. Una vez que comienza la pubertad, las hormonas dan una señal a los ovarios para comenzar a desarrollar los óvulos. Después de la pubertad, se desarrolla por completo un óvulo por mes y éste se desprende del ovario. Esto se llama ovulación. El óvulo se desplaza por la trompa de Falopio y llega hasta el útero. Hay dos hormonas (estrógeno y progesterona) que hacen que el revestimiento del útero se haga más grueso. El revestimiento se hace más grueso para preparar el útero en caso que los óvulos se fertilicen.

Cuando un óvulo se fertiliza, crece para formar un bebé dentro del útero. Si el óvulo no es fertilizado por la esperma de un hombre, los niveles de hormonas decaen. Esto da una señal al útero para que elimine el revestimiento que se había preparado para recibir al bebé. Cuando el útero suelta su revestimiento, te saldrá sangre por la vagina. Esto se llama el flujo menstrual, o regla. Después de tener la regla, el ciclo menstrual vuelve a comenzar. El ciclo menstrual completo tarda entre 22 y 35 días.

¿Qué más debo saber sobre la regla?

La regla se produce al finalizar el ciclo menstrual y dura entre 3 y 7 días. Tendrás que usar toallas femeninas o tampones para absorber la sangre que sale por la vagina. Si bien a veces te parece que sangras mucho, en general se trata solamente de 2 a 5 cucharadas durante toda la regla. Durante el primer y segundo año, la regla en general es irregular. Esto quiere decir que se puede producir una vez por mes o solamente 3 veces por año. La regla se empieza a producir en forma regular una vez que el cuerpo comience a soltar óvulos (ovulación). La ovulación comienza en general 1 a 2 años después que te venga la regla por primera vez, pero puede ocurrir al mismo tiempo.

A veces es útil llevar un tampón o una toalla femenina en tu cartera por si te viene la regla inesperadamente. Con frecuencia el primer periodo de una niña ocurre aproximadamente 2 años y medio después de que se empezaron a desarrollar los senos. La edad promedio en que una niña tiene su primera regla es a los 12 años y medio. Algunas niñas tienen su primer periodo a los 10 años, y otras a los 16. Si te viene la regla antes de los 10 años de edad, o si no te vino para cuando cumpliste los 16 años, deberías consultar con una persona mayor o con tu médico.

¿Qué son los dolores menstruales?

Algunas niñas sufren de dolor en la parte de abajo del estómago o espasmos cuando se produce la ovulación o cuando les viene la regla. El dolor puede ser leve o agudo. Si se produce antes de que te venga la regla, el dolor es causado por la ovulación y en general dura poco tiempo. Los dolores menstruales se producen en general cuando te viene la regla. Son causados por los productos químicos que sueltan el revestimiento del útero. Puedes sentir dolor sólo por un día o durante todo el periodo menstrual. Puedes aliviarte en general tomando ibuprofeno (ibuprofen, Advil). Si esto no te da resultados, pídele a tu médico que te dé un medicamento más poderoso.

¿Qué es la masturbación?

Durante la pubertad, a veces las niñas comienzan a reconocer sus sentimientos sexuales, debido al aumento en la cantidad de hormonas en su cuerpo. Muchas veces las niñas descubren que al tocarse o frotarse el área genital tienen una sensación placentera. Esto se llama masturbación. Muchas niñas se masturban durante la adolescencia. Ésta es una actividad normal, aunque no es común hablar de ella.

¿Qué son los estirones?

Otra parte importante de la pubertad son los estirones (crecer de golpe) y el desarrollo de huesos fuertes. Cuando el cuerpo crece mucho en un periodo corto de tiempo, se dice que da un estirón. Una niña da un estirón en general entre 1 y 2 años después de iniciada la pubertad. Una vez que te viene la regla, en general no crecerás mucho más. No obstante, tus huesos siguen fortaleciéndose. Las niñas agregan un 40% a sus huesos a partir de la pubertad. Tus huesos continúan haciéndose más fuertes hasta los 18 ó 20 años de edad. Por eso es muy importante comer 4 ó 5 porciones de alimentos con calcio (leche, yogur, etc.) todos los días. Ésta es la oportunidad para que tus huesos se fortalezcan lo más posible, y para que se reduzca la probabilidad de tener osteoporosis (huesos débiles) cuando seas mayor.

¿Qué se puede hacer con el acné?

Una parte de la pubertad que no les gusta a los adolescentes es el acné. Es una parte normal del crecimiento causada por el cambio en los niveles hormonales. En algunas niñas el acné puede ser moderado, pero en otras puede ser un problema serio. Si el acné es moderado se lo puede tratar con medicamentos de venta libre, pero si se hace más severo consulta con tu médico. El médico te puede recetar un medicamento más poderoso para atacar el problema.

¿Qué cambios emocionales se producen en la pubertad?

La edad de la pubertad y la adolescencia es complicada. A medida que vas notando cambios físicos debido a la pubertad, también empiezas a tener una gran variedad de sentimientos. Estás tratando de ver cuál es tu lugar en el mundo. Te vas independizando y empiezas a hacer cosas sin tus padres. Puedes empezar a ser influida por las ideas de tus amigas y sentirte presionada a hacer cosas con las que no estás de acuerdo, como usar drogas o tomar bebidas alcohólicas. Es un momento en el que tienes que decidir cuáles son tus valores, qué es lo que está bien y qué es lo que está mal.

Como parte de este proceso puedes empezar a tener fuertes deseos sexuales. Puedes sentir una atracción romántica y empezar a salir con alguien. Puedes sentirte enamorada un día y no el siguiente. Estos cambios de sentimiento son naturales. También puedes decidir mantener relaciones íntimas con otras personas. La intimidad puede significar muchas cosas. Por ejemplo, puede significar tomarse de las manos, abrazarse o besarse.

Cuando te haces adolescente, puedes empezar a pensar en tener relaciones sexuales. Toma el tiempo para pensar antes de decidirte a tener relaciones sexuales. Tienes que pensar sobre los riesgos físicos y emocionales que estarás corriendo. Si decides tener relaciones sexuales o sexo oral (besar los genitales de tu compañero), es importante que hables con él sobre lo que están haciendo y cuáles son los riesgos. Como consecuencia de tener relaciones sexuales puedes llegar a contraer una enfermedad trasmitida sexualmente o quedar embarazada. La única manera de prevenir el embarazo por completo es no tener relaciones sexuales. Tienes que decidir qué es lo que te sientes cómoda haciendo, pero piensa siempre en tu seguridad.

Si decides tener relaciones sexuales, habla con tu profesional médico y comienza a usar un anticonceptivo hormonal (como la píldora, el parche o Depo-Provera) antes de tener relaciones por primera vez. Tu compañero también tiene que usar condones para evitar las enfermedades transmitidas sexualmente.

Cómo hablar con tus padres:

A veces, durante la pubertad, los adolescentes se sienten distanciados de sus padres. Los padres pueden llegar a sentir lo mismo, y no estar cómodos hablando con su hija adolescente sobre asuntos íntimos. Debes entender que tu cultura, música y estilo de vestir son distintos que los que tus padres están acostumbrados a ver. Es posible que ellos no entiendan bien tu mundo, pero realmente quieren entender por lo que estás pasando. Trata de que ellos participen en tu vida y explícales lo que te gusta y lo que no te gusta. Trata de hacer un esfuerzo para hablar sobre cosas personales como sexo, drogas y sus amistades. Es posible que a tus padres les cueste tanto hablar de estos temas como a ti. Si sientes que tus padres no te están ayudando, díselo y pídeles que pasen más tiempo juntos. En el fondo, ellos realmente quieren lo mejor para ti. En última instancia, tus padres serán tu mejor recurso y tu apoyo más fuerte. ¡Dales la oportunidad!

Esta explicación es solamente una breve introducción a la pubertad. Existe mucha más información disponible en libros y folletos que te pueden ayudar a comprender los cambios físicos y emocionales que te están ocurriendo. Te recomendamos que averigües todo lo que puedas sobre este tema. Lee libros, habla con tus padres, amigos y maestros, o recorre la Web para encontrar la información necesaria para descifrar esta etapa tan dinámica de tu vida.

Escrito por el Dr. Eric Sigel, Hospital de Niños, Denver, CO.
Published by McKesson Provider Technologies.
Last modified: 2003-03-14
Last reviewed: 2006-05-01
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright © 2006 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All Rights Reserved.
Page footer image